martes, 25 de marzo de 2014

Un golpe seco

THE GOOD WIFE


No entraba en mis planes volver a hablar de The Good Wife hasta el final de su quinta temporada. Claro, que yo no sabía que me iban a obligar a hacerlo. A partir de aquí, un mar de spoilers para hablar sobre lo que ha pasado en el 5x15.


Si con el memorable Hitting the fan (5x05), The Good Wife había mutado de forma para captar el mismo fondo, en este Dramatics, Your Honor (5x15), la serie del matrimonio King vuelve a estirar el formato, la clave estará en si tras tanto giro de calado acabará por romperse el juguete. Si la primera vez se había producido la ruptura entre Alicia-Cary y Will-Diane, ahora ha pasado algo de mayor profundida emocional y de carácter irreversible. Will Gardner ha muerto. Constantemente mueren personajes en las series, pero Will no era un personaje más, era el segundo personaje más importante de esta serie tras Alicia. Desaparecido él las dos tramas de fondo de adquirirán un rumbo nuevo. ¿Y cuáles son esas tramas? Por un lado el plano emocional de Alicia Florick, por otro su progresivo empoderamiento nadando en un mundo de tiburones. En ambas dimensiones Will era una pieza fundamental, por un lado encarnaba al amor insostenible y por otro al mentor convertido en rival, y que además estaba situado en el epicentro de la actual trama política (el amaño de las elecciones). Todo eso se ha ido. Ni Alicia ni su vida volverán a ser las mismas. Hemos sobrepasado ya el punto de no retorno, o nos mantenemos en el aire rumbo a nuestro destino o nos estrellamos nada más despegar, no hay más escenarios posibles.

Ayer tras acabar el capítulo todos nos hicimos, aturdidos, dolidos, la misma pregunta ¿Por qué? ¿Por qué ha muerto Will Gardner? Josh Charles les dijo hace un año a los King que quería dejar la serie. Hay veces que desde fuera no se pueden entender algunas decisiones personales que se toman. Me da rabia que Charles se vaya, pero tendrá sus motivos y al final trabajar en una serie no deja de ser eso, un trabajo, por muy relevante que sea la dimensión artística del mismo (que en este caso lo es, Will y The Good Wife es lo mejor que le ha pasado y que ha hecho en su carrera). Rodar una serie de 22 capítulos de 40 minutos por temporada no es fácil. Es una ardua tarea que consume una inmensa cantidad de tiempo vital. Dicho esto, surgen dos preguntas, ¿por qué lo han matado? y ¿por qué ha sido tan repentino? Si seguir o abandonar una serie es una decisión personal, decidir hacia donde conduces tu obra también lo es. En el comunicado que hicieron público Michelle y Robert King tras la emisión del capítulo hablan de como todo el mundo a lo largo de su vida experimenta la muerte de cerca y que querían abordar la cuestión en su serie, porque no creen que haya sido tratada suficientemente en televisión hasta el momento. Las creaciones artísticas son parte de sus autores y por eso están preñadas de sus ideas y sentimientos.

Contestada la primera pregunta, nos queda la segunda, por qué ha sido tan repentino, ¿tan a quemarropa? Porque la muerte muchas veces surge de esta forma, tan repentina, tan inconcebible segundos atrás. Antes de que el personaje interpretado por Hunter Parrish (ay Silas Botwin, con lo que yo te he querido…) le disparara, Will bromeaba distendidamente con el juez y el fiscal. ¡Qué jodida es esta vida nuestra, qué jodida y qué endeble! De todas las cosas que oí y pensé en el peor día de mi vida hay una frase que me dijo mi tía que me quedó marcada en la cabeza “siempre creemos que estas cosas sólo le pasan a los demás”. Es verdad, sabes que las cosas malas ocurren, pero sorprendentemente nunca esperas que te ocurran a ti, nunca está uno preparado para estos golpes… secos. La muerte de Will Gardner puede parecer a primera vista un acontecimiento narrativo artificial, nada orgánico, y sin embargo… ¡qué real es, qué palpable! Al final la vida no es más que un cúmulo de coincidencias que se agolpan unas sobre otras. En palabras del matrimonio King "es terrorífico como un perfecto día normal y soleado puede de repente explotar por una tragedia". Pudieron construir la marcha de Josh Charles de la serie de otra forma, y sin embargo, lo hicieron así, con esta rotundidad gélida. Cuando digo que la muerte fue repentina no quiero decir que fue improvisada. No es normal en The Good Wife que un caso quede en el aire, suspendido y proyectado hacia un futuro incierto. Por eso el caso que protagonizó Hunter Parrish en The next week (5x07) (por cierto vaya manejo de la duda) resultaba tan extraño. Esa falta de cierre en una serie que se caracteriza por atar todas las tramas y a todos los personajes tan bien en el relato central sí que resultaba abiertamente artificial. Sembraron la trama, crearon la identificación y la cercanía personal entre asesino y víctima, y en el momento adecuado, cuando Will y Alicia habían terminado la guerra tras el Hitting the fan, echaron la bomba. Ahora sí, trama cerrada.


Para saber si el salto mortal que ha dado la serie será un éxito habrá que ver los próximos capítulos, habrá que ver de qué forma tratan la muerte, la hondura con la que nos presenten el tema. Pero sobre todo habrá que ver hacia donde gira el relato, hacia dónde va Alicia Florick, ahora que todo ha cambiado para siempre. Habrá que ver como encajan el golpe Diane y Kalinda y el crecimiento de Cary tras ser elevado a personaje masculino con más peso de la serie. Y sobre todo tendremos que observar si una nueva Alicia puede dinamitar la calma chicha en la que se encontraba en su plano emocional y cómo la trama política cada vez más sucia evolucionará a partir de ahora… cabe esperar que poder y sentimientos se fundan aún más entre ellos. ¡Qué golpe más seco! Y cuántas nuevas posibilidades nos abre… The Good Wife, la serie que no se cansa de crecer.

4 comentarios:

  1. Excelente artículo. Sin duda ha sido un golpe que aún ahora no puedo superar, sin embargo estoy de acuerdo con la decisión de los King. The Good Wife siempre se ha caracterizado por ser realista y darle una muerte épica y lacrimógena a Will no lo habría sido. Así no es la vida, cualquiera puede morir de cualquier forma y será injusto o no, pero es la tragedia que nos toca vivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias :) totalmente de acuerdo, la decisión de hacer de la muerte algo cotidiano, inesperado, me parece muy acertada también, sin grandilocuencias

      Eliminar
  2. Todavía estoy en shock. Yo ayer también publiqué un post terapéutico para sacarme los demonios de dentro. Aquí os lo dejo por si tenéis curiosidad ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/03/the-good-will.html?showComment=1395953602142

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja muy guay tu post, y muy de acuerdo en todo, sobre todo en esa sensación de estar shokeados, nos van enredando todo el cap (la secuencia de Alicia con Dubeck es acojonante de buena sobre todo esas dos frases que dices tú jajaja) y a la vez atando tan bien su relación con sus tres mujeres y cuando estamos pensando ya en otra cosa BOOM la secuencia se vuelve insana y pasa lo que pasa

      Eliminar