miércoles, 8 de octubre de 2014

La respuesta

THE GOOD WIFE


La pregunta
Spoilers a mansalva hasta el 6x03
La mejor serie que hay en antena se ha tomado 3 capítulos para llevar a su protagonista desde una pregunta incómoda a una respuesta lógica. Esa serie es The Good Wife. La pregunta era ¿por qué no te presentas a Fiscal del Estado de Illinois? La respuesta ha sido, con toda la coherencia narrativa del mundo, sí. Y todo ello es lo que hace que The Good Wife sea la mejor serie en antena (no digo viva porque Mad Men sigue siendo Mad Men). 3 capítulos en los que Michelle y Robert King hilando con calma el eje central, la respuesta, e imprimiendo a la narración de un ritmo vertiginoso. Como si para lograr las metas de la slow tv emplearan herramientas del thriller más desenfrenado. El mérito es aún mayor si tenemos en cuenta que para empujarnos hacia la pregunta que Eli (Alan Cumming, chispeante como siempre, ultra-teñido como nunca) le hizo a Alicia (Julianna Margulies es la actriz más convincente de la televisión) en el final de la quinta temporada, emplearon la mitad de la misma. El destino político de Alicia Florick nació el mismo día en que los King escribieron la muerte de Will Gardner (y el surgimiento de Finn Polmar). En mi post sobre la season finale escribí que The Good Wife había hablado en el tramo final de la temporada sobre cómo tras perder a un ser querido, y tras el shock inicial, avanzar es lo único que nos queda. Y eso está haciendo Alicia Florick. En el mundo sin Will, los King nos han contado que el destino de Alicia es progresar en su carrera profesional a través de la política. Hasta aquí la introducción de la temporada. Con la respuesta queda sellado el prólogo. Ahora es cuando empieza de verdad el libro.

Los nuevos Diane y Will
Desde que nació en Alicia y Cary la idea de montar un nuevo bufete gobernado por ambos, allá por la lejana temporada 4, ambos jugaban con la idea de ser “los nuevos Diane y Will”. Pues este arranque de temporada nos ha venido a decir que sí, que lo han logrado. Aunque no por las vías que ellos esperaban. Al usar la frase, al imprimir la idea cual dogma en sus cabezas, ellos se referían a la construcción de un bufete poderoso desde sus cimientos. Sin embargo, Cary ha llegado a Will a través de problemas legales y morales. A través de la atracción por el poder, para ser exactos. Y Alicia se ha convertido en Diane (no se puede tener más clase y señorío que Christine Baranski) a través de la ambición profesional dentro del mundo legal, y con la cuestión de género revoloteando por su cabeza. Si Will quería tener uno de los bufetes más poderosos de América, Cary se niega a que la llegada de Diane y los demás abogados de Lockhart & Gardner le quiten poder. Si Diane aspiraba a ser jueza de la Corte Suprema de Illinois, Alicia sueña, entre viajes psicotrópicos feministas, llegar a ser jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos. El futuro ya está aquí. Sin darse cuenta se han convertido en lo que aspiraban, aunque las consecuencias sean la persecución judicial o la guerra política.

El peso de Cary Agos y la temporada que nos espera
Muchos seguidores de The Good Wife llevábamos mucho tiempo reclamando que los King le dieran más peso a Cary. Matt Czuchry se lo había ganado. Y al final, cuando todos teníamos en mente un arranque de temporada completamente distinto, ha pasado. Si a lo largo de las últimas temporadas habían dotado a Agos de varias capas hasta convertirlo en un personaje muy interesante, ahora se ha producido la explosión del mismo. Su viacrucis judicial como víctima de una guerra de poder tanto política como ligada al narcotráfico, lo han dotado definitivamente de hondura. Hemos aprendido más sobre Cary en estos 3 episodios que en las 5 temporadas anteriores. Ha madurado ante nuestros ojos en estos 130 minutos de televisión. Y en el genial (y delirante) arbitraje religioso del 6x03, se nota. Si en el 5x22 era puro nervio y furia, ahora es un tipo reflexivo. 

Cómo mostrarlo todo sin enseñar nada

Además de cimentarlo como personaje fundamental de la serie, la, aún inconclusa, trama de Cary siendo perseguido (un arquetipo muy americano el del acusado injustamente) ha funcionado como dispositivo narrativo para resolver las 2 tramas que había dejado abiertas el final de la temporada anterior. Por un lado, ha facilitado la llegada de Diane y sus abogados y clientes a Florick & Agos, y ha permitido a los Kings contar de formas muy curiosas (flashbacks, multiperspectivismo, saltos en el tiempo, elipsis) dicho proceso. Y por otro lado, ha supuesto el empujón final para conducir a Alicia hacia su carrera política. La buena esposa siempre quiso presentarse a las elecciones, sólo necesitaba que las eficientes excusas para no hacerlo (aún estaba montando su propio bufete, no quería meterse en el barrizal político) fueran eclipsadas por motivos muy poderosos e ineludibles. Y estos fueron que el actual Fiscal del Estado es un villano sin ideales de manual, que además pretende destruirla, que el mundo, casi se podría decir que el destino, la empuja hacia ello, y que ha interiorizado el problema de la ausencia de mujeres en cargos de poder. La cuestión del empoderamiento de la mujer sobrevuela la serie desde su inicio, y ahora, que se sumerge en las sucias aguas de la política, es aún más interesante. Estas son las piezas, así está el tablero. Ahora empieza la temporada más política de The Good Wife.

La respuesta

No hay comentarios:

Publicar un comentario