viernes, 26 de diciembre de 2014

Mis 10 series que murieron en 2014

10. The Crazy Ones (CBS)
Sin llegar a demostrar nunca que era una gran sitcom sí tenía el potencial para llegar a serlo. Además de una química enorme entre sus protagonistas, sobre todo entre Robin Williams (<3) y James Wolk. Estos locos publicistas de Chicago de vez en cuando despuntaron y lograron hacerme reír. 



9. Raising Hope (FOX)
Hope fue durante varias temporadas la sitcom más infravalorada de la televisión yankee. En su cuarta y última tanda de episodios no estuvo a la altura de su propio nivel, pero aún así, esta aproximación a la América blanca de clase baja siguió siendo una serie entrañable, de esas a las que quieres abrazar.



8. Trophy Wife (ABC)
La sitcom familiar que ABC llevaba tiempo buscando pero que no supo ni titular ni programar. Si Trophy Wife se hubiera emitido con The Goldbergs, The Middle y, sobre todo, Modern Family, hubiera sobrevivido. Esta serie sobre una chica que se casa con un hombre con tres hijos y dos ex - esposas  chifladas resultó ser tierna y divertida. Una pena.


7. How I met your mother (CBS)
La temporada final de HIMYM ambientada en un solo fin de semana, se hizo bastante pesada, pero aún así tuvo momentos divertidos, la madre resultó todo un acierto, y el final, aunque precipitado, fue consecuente con lo que de verdad estuvo contando la serie a lo largo de tantos años. Tenía que haberse terminado mucho tiempo antes, pero aún así, HIMYM ha sido una sitcom muy relevante.

6. The Bridge (FX)
El remake americano de Bron/Broen nunca estuvo a la altura del original escandinavo, pero era una serie que se movía en un microclima político, social y económico interesantísimo. Se merecía mejor suerte en cuanto a audiencias de la que tuvo. Ojalá pronto otra serie se asome a los infiernos de la frontera entre USA y México.


5. Sons of Anarchy (FX)
Al igual que HIMYM, Sons of Anarchy ha sido, en el terreno del drama, una serie muy relevante en la última década televisiva. Una de las series emblema de lo que yo llamo la segunda generación de ficciones de la 3ª Edad de Oro. Esa protagonizada por escritores que se formaron en serie de la primera generación. En este caso el polémico Kurt Sutter, que salió de The Shield para alumbrar este culebrón para hombres entre Shakespeare y el sucio motel de carretera llamado Sons of Anarchy. Tenía que haber durado menos temporadas pero esta última entrega fue un buen broche final. Sutter unchained, like usual.

4. Silk (BBC)
Se ha ido Martha Costello, y con ella se ha llevado un trocito de mi corazón. Tras cuatro primeros capítulos soberbios, centrados en un caso, siguiendo el molde habitual de la serie, esta temporada echó el cierre con dos capítulos que condujeron a Martha Costello por territorios bastante absurdos. Un deus ex machina que no entendí, que no quise entender. Si ese pastiche final, estaría muy alto en esta lista, y posiblemente en la lista de mejores series del año. El mejor drama puramente judicial (The Good Wife es otra cosa) que he visto.

3. The Newsroom (HBO)
He hecho recap de esta última temporada de The Newsroom así que tengo muy poco que añadir a lo dicho por mi yo del pasado. He disfrutado la serie como un enano, incluso cuando hacia las cosas tan mal que me indignaba.

2. Boardwalk Empire (HBO)
Un final redondo para una serie que nunca lo fue. Ofrecer una primera parte de su temporada lenta, de construcción, para luego regalar una segunda parte de explosión sobre explosión, le costó muchos espectadores a la serie de Terence Winter. En mi opinión, la paciencia merecía la pena. Cuando Boardwalk Empire era buena, era una de las mejores y más contundentes series de la televisión. Técnicamente impecable, emocionalmente devastadora.
                                                                           - En zappingmagazine.com: Relato de una caída


1. The Killing (AMC)


Cuando The Killing se libró de la larga sombra de su serie original, la danesa Forbrydelsen, voló. Tanto su tercera como su cuarta temporada fueron fabulosas. Estos 6 capítulos finales (esta vez de verdad) sobre Linden y Holder con un caso muy perturbador y las consecuencias del incendio del final de la T3, fueron uno de los grandes placeres de mi año seriéfilo. Larga vida a Linden y Holder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario